jueves, 16 de agosto de 2012

Cuidados de enfermería en ulceras por presión



Objetivos:

  • Aliviar o eliminar la presión para evitar la formación de úlceras por presión.
  • Mejorar el estado nutricional y conservar un equilibrio positivo de nitrógeno: las úlceras por presión se desarrollan con más rapidez y son más resistentes al tratamiento en los que sufren trastornos de la nutrición.
  • Acelerar el proceso de cicatrización de la úlcera por presión.
  • Disminuir el dolor al paciente, para darle tranquilidad y comodidad.

Diagnóstico:

  • Daño potencial de la integridad de la piel relacionado con la presión.
  • Alteración de la nutrición por defecto relacionada con el acceso limitado a los alimentos, incapacidad para absorber nutrientes debido a factores biológicos, anorexia.
  • Alteración de la integridad de la piel relacionado con úlceras por presión en evolución.
  • Dolor relacionado con la destrucción tisular y la exposición de nervios.

Actividades:

  • Aliviar la presión estimulando la actividad el paciente:
  • Establecer un programa de cambio de posición
  • Voltear al paciente cada hora o a intervalos de dos horas.
  • Colocar al paciente en las cuatro posiciones (laterales, pronación y dorsal) en secuencia, a menos que esté contraindicado.
  • Evitar las fuerzas de rasurado y la fricción:
  • Evitar elevar más de 30 grados la cabecera de la cama para reducir las fuerzas de rasurado.
  • Emplear buenas técnicas para cambiar de lugar al paciente para reducir la fricción y la consiguiente pérdida de epidermis.
  • Rodar y elevar al paciente, no deslizar ni tirar del cuerpo a través de la superficie de apoyo.
  • Emplear sábanas para el traslado.
  • Emplear protectores para talones y codos.
  • Mantener la sábana de abajo seca y bien estirada para aliviar las arrugas.
  • Colocar al paciente con almohadas, cojincillos, etc. Para aliviar la presión.
  • Alivio de la presión sobre las salientes óseas mediante posiciones correctas con almohadas y técnicas “de puentes”.
  • Dieta abundante en proteínas: las reservas adecuadas de proteínas son importantes para conservar la vitalidad de los tejidos.
  • Complementos vitamínicos y de proteínas.
  • Preparados de hierro y transfusiones de sangre completa: el valor de hemoglobina es un factor crítico en el desarrollo de úlceras por presión
  • Complementos con zinc (mejoran el apetito y aumentan la velocidad de curación de las heridas.
  • Practicar estudios frecuentes de hemoglobina, hematocrito y glicemia.
  • Realizar curación diaria de las úlceras utilizando un buen lavado con suero fisiológico, colocar apósitos de hidrocoloides, o utilizar panela para granulación del tejido.
  • Tomar cultivos de secreción de la herida para verificar la presencia de microorganismos infecciosos.
  • Realizar desbridamiento de la herida retirando el tejido necrosado para favorecer la granulación y evitar la infección.
  • Administrar adecuadamente. y en los horarios establecidos. los analgésicos ordenados por el médico.

Resultados:

  • Se evita la presión:
  • Al desplazar el peso del paciente y cambiar de posición a intervalos de una a dos horas.
  • Al cambiar de la posición supina a la lateral y a la prona.
  • Al emplear el trapecio para elevarse de la cama a intervalos de 30 minutos mientras esté despierto.
  • Al elevarse de su asiento o de la silla de ruedas cada 30 minutos.
  • El paciente se vigila a sí mismo en busca de signos de enrojecimiento y cambios en la piel.
  • Al emplear un espejo de mano para inspeccionar las zonas difíciles de ver.
  • Al palpar las zonas susceptibles en busca de aumento de temperatura de la piel.
  • Al inspeccionar las zonas susceptibles por lo menos dos veces al día, el paciente conserva intacta su piel: sin enrojecimiento, daño o excoriación.
  • La ulcera disminuye los signos de infección, presenta cada vez más tejido de granulación
  • El paciente manifiesta disminución del dolor.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te gustó, compártelo.

Seguidores